Rotoplas Mexico is distinguished for the 8th year in a row as a Socially Responsible Company

Obtaining this distinctive once again implies a commitment to continuous improvement, assured Monica Velazquez, Human Resources Director.

In the setting of the XI Latin American Encounter of Socially Responsible Companies 2018, which took place in Mexico City WTC, Rotoplas was distinguished for its public and voluntary commitment to implement a socially responsible management.

Thanks to the work on corporate governance, corporate ethics, environmental commitment, quality life on the company and the strong commitment to support the most vulnerable communities through different social programs, Rotoplas obtained this badge for eighth year in a row.

“This achievement that has led us to be a socially responsible company for eight years in a row demonstrates the company willingness to continue directing our actions to improve the population life quality through innovative water solutions and high technology that enable the sustainability of the environment” said Monica Velazquez, Human Resources Director.

 

Socially Responsible Company:

  • It promotes a culture of responsible competitiveness that seeks the goals and success of the business, while contributing to the social wellness.
  • It makes public the values, internally and externally fights the corruption practices and acts based on a code of ethics.
  • It lives schemes of participatory leaderships, solidarity, service and respect for human rights and human dignity.
  • It promotes favorable working conditions for life quality, professional and human development of its community (employees, family members, shareholders and suppliers)
  • It respects the ecological environment in every operation and commercialization processes, as well as contributing on the preservation of the environment.
  • It identifies the social necessities of the environment where it operates and collaborates in its solution, promoting the development and improvement of life quality.
  • It identifies and support social casus as part of its business action strategy.
  • It invests time, talent and resources in the development of the communities where it operates.
  • It participates, through intersectoral alliances with other companies, civil organizations, chambers, groups and/or government, in the discussion, proposal and attention to social issues of public interest.
  • It involves its personnel, shareholders and suppliers in its investment and social development programs.


Rotoplas crea modelo de atención comunitario para la limpieza de cuerpos de agua

En colaboración con voluntarios de Rotoplas, vecinos de la CDMX y la sociedad civil, Rotoplas creó un modelo replicable de intervención socioambiental para la sustentabilidad de los cuerpos de agua en las ciudades.

Derivado del Foco 4 del modelo de sustentabilidad, “Resguardo del agua como recurso futuro”, Grupo Rotoplas organizó la primera actividad de voluntariado en limpieza de cuerpos de agua, para acudir a la Barranca de Tarango, a realizar la limpieza del Río Puerta Grande.

Dicha barranca, y el río que la recorre, están ubicados en el poniente de la Ciudad de México. Juntos, son un área natural cuya extensión es equiparable a la primera sección del bosque de Chapultepec, midiendo más de 267 hectáreas. En 2009 fue declarada Área de Valor Ambiental (AVA).

A pesar de su importancia para la ciudad, la barranca y el río se han convertido en un vertedero de basura, con consecuencias en contaminación y problemas de salud. Por ello, en colaboración con Ectagono, Rotoplas organizó una intervención en varias etapas para revitalizar los ríos y la barranca, así como colaborar en cambiar la relación de los habitantes de las colonias aledañas: la Milagrosa y el Ruedo, con su entorno natural.

Durante las sesiones de limpieza del río, acudieron colaboradores de todas las operaciones de Rotoplas del Valle de México: Planta Anáhuac, Sytesa, Planta Lerma y Servicios.

Durante la primera sesión de voluntariado, se realizó la limpieza río abajo en colaboración con algunos vecinos de las comunidades. Entre los 40 colaboradores de Rotoplas que asistieron y los residentes de la zona. Al llegar a Tarango, los colaboradores de Ectagono recibieron a los voluntarios para impartirles una introducción sobre la comunidad, la situación del río y la importancia de las actividades que estarían realizándose. Una vez recibidas las indicaciones y materiales necesarios, se formaron parejas para realizar la limpieza. Entre los residuos que se recolectaron se encuentran cascajo, tela, llantas, colchones, plástico y envolturas de alimentos.

Se recolectaron 40 sacos, dando un total de aproximadamente 1.8 toneladas de basura.

El segundo día, se realizó la limpieza río arriba y tenía como finalidad que los participantes experimentaran la biodiversidad del lugar. Este día acudieron 20 voluntarios de Rotoplas y con una mayor participación de voluntarios de la comunidad que, llamados por carteles colocados en las paredes de la colonia, decidieron asistir para colaborar en transformar la comunidad.

Antes de iniciar con las actividades de limpieza, la coordinadora comunitaria, Silvina Bautista, platicó cómo era antes vivir ahí, con un río limpio donde los niños podían bajar incluso a jugar y como se han visto obligados a acostumbrarse a la basura y contaminación actual del cuerpo de agua, así como los esfuerzos que han hecho durante los años para recuperar su medioambiente.

El principal motivo por el cual se ha contaminado tanto el río, es porque los vecinos de Tarango tienen que subir diario 305 escalones ida y vuelta, para llegar al punto donde se recolecta la basura y la solución fácil para algunos, es tirarlo desde sus casas.

Después de estos 2 días de limpieza del Río, se realizó un curso de verano en la comunidad, el cuál contó con la participación de diferentes talleristas y al cuál acudieron 34 niños.

La finalidad de este curso fue formar a los niños como ecoguardias de la comunidad, por lo que se impartieron talleres y dinámicas sobre el uso responsable del agua; la importancia de los ríos; biodiversidad; permacultura; sustentabilidad; separación, reducción y reutilización de residuos.

Algunos de los materiales que se utilizaron en las actividades fueron residuos debidamente tratados que se recolectaron en los dos días de limpieza en el río.

Al final del curso se organizó una visita al pabellón del agua ubicado en el Papalote Museo del niño donde los niños pudieron poner en práctica todo lo aprendido en el curso de verano.

Te invitamos a conocer el proyecto, sus resultados, su alineación con los ODS y el impacto en la comunidad en el PDF adjunto.

Conoce otras iniciativas de sustentabilidad en nuestro sitio web: www.rotoplas.com/sustentabilidad